Cómo y por qué identificar a tu público objetivo

identificar-a-tu-publico-objetivo

Si estas pensando en montar una agencia de viajes online uno de los puntos más importantes es la comunicación. Tan importante como qué decir es saber a quien se lo vas a decir. Esto nos permitirá plantear una estrategia de comunicación efectiva. Para ello el primer paso es identificar a nuestro público objetivo.

Por qué debemos definir a nuestro público objetivo

Para las empresas que empiezan, cuyo presupuesto es limitado, es fundamental no malgastar recursos. Por ello siempre que hagamos un acto de comunicación (ofertas, mailing, publicidad de cualquier tipo) debemos pensar en identificar exactamente al público al que queremos dirigirnos. Esos posibles clientes que son ideales para el producto o servicio que estamos intentando promocionar. Son a esas personas a quienes tiene que llegar el mensaje y debemos personalizar el mensaje para esas personas.

Si intentamos alcanzar al máximo número de personas nuestro mensaje se va a diluir pues es difícil encontrar un punto común que interese a todo el mundo. Sin embargo un mensaje lanzado a un grupo pequeño puede ser muy especifico y por tanto muy interesante para ellos.

¿Es posible tener más de un público objetivo?

Quizás pienses que no existe un único público objetivo para tu empresa y puedes tener toda la razón. Si pensamos en una agencia de viajes tradicional pueden ofrecernos hoteles para viajes de empresa, resorts para familias o cruceros para viajes de novios. En este caso es importante que creemos varios perfiles o grupos objetivos en función del producto. De esa forma cuando tengamos que promocionar un determinado servicio sabremos a quién dirigirnos. A esto se le conoce como segmentación.

La segmentación es especialmente importante en una agencia de viajes ya que la gama de productos a ofrecer puede ser muy amplia. E incluso para un mismo producto las motivaciones de compra pueden ser muy diferentes de un cliente a otro. Identificar esos segmentos de mercado a los que dirigirnos puede ser la diferencia entre una estrategia exitosa y un fracaso absoluto.

Cómo identificar a nuestro público objetivo

El objetivo a la hora de identificar a nuestro público objetivo es reducirlo lo máximo posible. Debemos buscar quedarnos con el grupo más pequeño para que nuestra estrategia este muy dirigida y sea muy eficaz. Ya habrá tiempo de aumentar el rango y dirigirnos a mayores audiencias. A continuación os damos unas cuantas características en las que podemos fijarnos para delimitar a este grupo de personas.

¿Es nuestro producto especialmente popular en alguno de los dos sexos?

Si es así es importante delimitarlos. En caso contrario debemos intentar atraer a ambos sexos por igual.

En ocasiones nos encontramos en que aunque un mismo producto es comprado por ambos sexos, su motivación es distinta y debemos crear dos grupos de público objetivo diferentes para adaptar nuestra estrategia a cada uno de ellos.

¿Es nuestro producto popular entre la gente joven? ¿Esta destinado a adolescentes? ¿personas mayores?

Es uno de los factores más difíciles de identificar con exactitud pero es importante tener una idea general. Y no solo hay que pensar en a quien va dirigido si no en quien va a realizar la compra final. Un producto destinado a adolescentes debe gustarles pero ellos no disponen del dinero para adquirirlo y son sus padres los que finalmente harán la compra.

¿Donde reside nuestro cliente? ¿Por donde se mueve?

Si podemos delimitar un área geográfica a la que dirigirnos podemos enfocar mucho mejor nuestro mensaje. Incluso podemos hacer uso de la cultura local para que el mensaje sea mucho más especifico y tengamos más oportunidades de resonar con los clientes.

¿A qué se dedican nuestros posibles clientes?

La profesión es un factor importante a tener en cuenta para elaborar nuestra estrategia de comunicación ya que nos puede dar una pista para adivinar otros factores socio-económicos.

¿Cual es su nivel económico?

El nivel socio-económico de nuestros clientes es algo a tener en cuenta. Esto nos puede dar una idea del canal de comunicación a utilizar y del tipo de lenguaje que necesitamos emplear.

Conoce a tu público objetivo

Una vez hemos definido todo lo posible a nuestro público objetivo debemos intentar conocer todo lo posible sobre ellos. ¿Qué tipo de personalidad tienen? ¿Cuales son sus costumbres? ¿Qué les interesa? Si es necesario segmenta tu público objetivo.

Una vez sabemos como se comporta, que le interesa o que hace en su tiempo libre podemos definir cómo vamos a dirigirnos a ellos, qué medio vamos a utilizar y qué vamos a decirles.

Cuanto más interactuemos con nuestros clientes mejor los conoceremos y mejor podremos definirlos. Es importante adaptar la visión que tenemos de nuestros clientes pues puede que hayamos supuesto cosas que no son ciertas.

Adapta tu web a tu público objetivo

Uno de tus principales canales de comunicación va a ser tu página web. ¿Se adapta su funcionamiento, apariencia y contenidos al público al que te diriges? Cuando añadas contenidos o nuevos servicios debes pensar en cómo es el cliente objetivo al que va dirigido para adaptar el mensaje a su público. De esa forma conseguiremos crear más interés y aumentar nuestras ventas.

Por eso es importante contar con una web adaptada a nuestro negocio y en la que controlemos los contenidos. Tal como hemos dicho previamente nuestra imagen de los clientes va a cambiar y debemos adaptar nuestros mensajes a la visión que tengamos en ese momento de nuestro cliente ideal. Esta adaptación será muy lenta si dependemos de una empresa externa para cada pequeño cambio que queramos realizar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.