Qué es la memoria caché y por qué es importante para tu web

¿Alguna vez has escuchado la expresión memoria caché y no has sabido exactamente su significado? En este artículo te vamos a explicar qué es la memoria caché y por qué es crucial para tu web. Es un tema más importante de lo que pudiera parecer para todos los negocios online pero es especialmente importante en los sistemas de reservas y en las páginas web de agencias de viajes.

Qué es la memoria caché

Caché es una palabra francesa que significa “oculto” o “escondido” pero ha sido utilizada ampliamente en informática para definir un tipo de memoria. En los sistemas informáticos, tanto hardware como software, se define como memoria caché a aquella sección de la memoria encargada de almacenar temporalmente los datos más usados o de acceso frecuente. Es generalmente una memoria de tamaño limitado pero de acceso muy rápido. Debido a su carácter temporal los datos almacenados en la caché deben ser guardados en otra memoria del sistema pues pueden ser eliminados de la caché en cualquier momento. Su principal función es la de mejorar el rendimiento del sistema al disminuir el tiempo de acceso a los datos almacenados en esta memoria.

A partir de este uso, se denomina estrategia de caché a la metodología por la que almacenaremos temporalmente información para aumentar el rendimiento del sistema.

Por qué es importante la memoria caché

¿Como usar la memoria caché puede mejorar tu negocio? En cualquier sistema o plataforma web moderna contar con una buena estrategia de caché es fundamental. Al crecer en complejidad, las aplicaciones web actuales demandan más recursos y cuando el volumen de usuarios aumenta la respuesta del sistema se vuelve más y más lenta. Para solucionar este problema tenemos dos posibilidades aumentar la capacidad de hardware contratado (más y mayores servidores, mayor ancho de banda, más memoria) o establecer un sistema para aprovechar al máximo el sistema actual. Por supuesto la segunda opción es mucho más rentable económicamente y es aquí donde interviene la llamada caché.

Cómo funciona la caché en la web

Existen múltiples formas de aplicar el concepto de caché en una página web pero nos vamos a centrar en la que mayores beneficios directos aporta: almacenar el contenido generado. Imaginemos que alguien que visita nuestra web quiere ver el contenido de un producto. Para poder mostrarle dicha información debemos acceder a los datos del producto, procesarlos y finalmente mostarle el contenido en el formato de la web: html. Cada vez que un visitante nos pide esa información se realizan los mismos pasos, generalmente con los mismos resultados.

¿Si el resultado es el mismo por qué realizar todo el proceso cada vez? Es aquí donde interviene la caché. Si almacenamos el resultado de esas operaciones la próxima vez que alguien nos pida la información sobre el producto, podremos darle el resultado sin realizar todo el proceso. Esto permite que atendamos más rápidamente y a un mayor número de usuarios.

 

Ventajas de implementar un sistema de caché en nuestra web

La principal ventaja de llevar a cabo un sistema de caché en nuestra web es la velocidad. Por velocidad entendemos tres puntos clave:

  • Tiempo de espera: el tiempo que espera un usuario antes de empezar a recibir el contenido. Cuando los datos están almacenados en la caché y no tenemos que realizar todo el proceso que comentábamos anteriormente el usuario espera mucho menos.
  • Tiempo de petición: el tiempo que tarda el sistema en entregar todo el contenido. El proceso que genera el contenido necesita un tiempo para completarlo desde que empieza hasta que acaba. Si devolvemos el resultado directamente desde la cache lo devolvemos todo de un solo golpe.
  • Peticiones atendidas por segundo. Es el número de peticiones que podemos atender por segundo. En este caso la mejora no viene solo de que tardemos menos en entregar el contenido si no que también el sistema necesita menos recursos para atender cada petición.

¿Hay tanta diferencia?

Podríamos preguntarnos si realmente merece la pena. Existen mejores y peores estrategias de caché y situaciones donde no nos van a servir de nada pero por regla general la respuesta es que sí que merece la pena. Si tomamos como ejemplo una web normal realizada en WordPress vemos como en esta comparativa como el hecho de añadir un sistema de cache te permite atender entre 30 y 300 veces más usuarios que sin cache tardando un 97% menos de tiempo en cada respuesta. Incluso si solo podemos mejorar algunas zonas de la web es algo que debemos considerar.

Desventajas de implementar un sistema de caché en nuestra web

No todo son ventajas a la hora de trabajar con la memoria caché. Existen fundamentalmente dos grandes problemas a la hora de trabajar con la memoria caché:

  • Mayor complejidad. El primer problema es que aumentamos la complejidad del sistema. No tiene por que ser un problema si se realiza correctamente pero hay que tenerlo en cuenta.
  • Retraso en la información. El segundo gran problema de todo sistema de caché es que los cambios realizados en el contenido no son visibles automáticamente por los usuarios ya que deben de actualizarse los datos de la caché en primer lugar. El tiempo que puede pasar entre que un cambio es realizado y que es percibido por los usuarios es algo que podemos controlar nosotros según configuramos la caché pero a menor tiempo menor rendimiento obtenemos. Lo ideal es tener un tiempo que no suponga un inconveniente muy grande para nuestros visitantes pero nos permite obtener una gran mejora en el rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.